Enciende tu luz y no pares de brillar

¿Cómo se presenta la Navidad? ¿Te apasiona o la detestas? 

Sea como sea, lo cierto es que no puedes escapar de ella aunque te vayas a la Conchinchina (que por cierto existe, está en Vietnam, al sur de Camboya, por si lo quieres intentar).

Matías vive la Navidad con pasión, trabajo le ha costado simplificarla, sin embargo su amigo Juan tiene más ansiedad de lo habitual en esta época.

El pasado acueducto constitucional Matías y Juan quedaron a tomar unas cervezas, se ven de vez en cuando para mantener la amistad. Sin reparar en las consecuencias, una mala decisión les llevó a Gran Vía, a empujones lograron colarse entre la multitud en dirección a Alcalá 31

Matías quería enseñar a su amigo una variedad de luces navideñas alternativas; las de Daniel Canogar en Fluctuaciones, un refugio cultural estimulante y libre de atascos de personas en carriles deshabilitados al tráfico.



Sin buscarlo, Matías encontró el regalo navideño perfecto para su novia. Consiste en proponer a la persona amada, con la ayuda de un MindTips, que construya su regalo en 3 minutos y 3 pasos:

1.- Hacer una lista de las cualidades propias.
2.- Escribir una frase con las 3 principales.
3.- Tener presente y activa la frase cada día para ver qué pasa.

Un regalo inusual sin gratificación inmediata con recompensa incierta ya que depende de la intención de cada uno.

Aunque Juan considera a su amigo un influencer en los temas del buen vivir, no termina de pillarle el punto a sus ocurrencias. ¿Cómo va a plantarse ante su novia con un MindTips cuando lo que espera es un móvil última generación? Sería imperdonable decepcionarla considerando cómo andan las cosas últimamente.

A Juan no le va a hacer cambiar de opinión ni Matías ni la propuesta artística de Canogar. Juan va a cumplir con lo que se espera de él, comprará móvil. De todas formas gracias a personas como él, se realizan obras sobre la complejidad digital y su impacto en la interconexión de los individuos en un mundo en tránsito, de memoria pasajera y fugaz.

Los días y los meses se mueven a la velocidad de la luz ¿Quién vivirá una Navidad apasionada, la novia de Matías o la de Juan? ¿Cómo se presentará la próxima Navidad? ¿Seguirán Matías y Juan con sus novias? ¿Matías y Juan mantendrán su amistad con encuentros ocasionales?

Ávidos por exprimir el tiempo y cumplir deseos inmediatos nos olvidamos de activar las luces más brillantes. Hacer de lo complejo algo sencillo es un arte que está a nuestro alcance. ¿Cuánto quieres complicar la logística navideña? ¿Vas a colapsar la tarjeta con compras innecesarias? ¿Qué quieres demostrar con ello? ¿A quién? Puede que gastando menos seas más, te liberes de la esclavitud del consumo y de las expectativas que otros te colocan.

Cuando eliges regalar MindTips ayudas a la personas queridas a encender su luz y que no paren de brillar sea o no Navidad. Sigue estos 10 sencillos trucos para vivir apasionado durante el año por mucho que cambien las cosas:

1.- Rodéate de personas queridas con quien te apetezca estar de verdad.

2.- Date un respiro para no hacer nada. Si eres de los que no pueden parar quieto, haz algo sencillo: Un paseo, una charla, cuenta anécdotas, comparte sueños, juega, disfruta, descansa.

3.- Tómate las cosas con calma, si viene un revés, paciencia y a seguir adelante.

4.- Haz ejercicio para segregar hormonas de felicidad.

5.- Elimina del vocabulario palabras sin valor, belleza y utilidad. Deja de quejarte por hechos pasados y preocuparte por el mañana. ¡Quién sabe lo que va a pasar!

6.- Menos es más. En lugar de saturarte al máximo con la comida y bebida, deja de atiborrarte. ¡Para!

7.- Sonríe, si no hay motivos los encontrarás después. Prueba a sonreír a conocidos y desconocidos. La actitud amable suaviza las durezas de la vida.

8.- Busca un espacio para reconectar con la naturaleza, empieza por abrazarte a un árbol.

9.- Cada día dedica unos minutos para valorar lo que tienes y dar las gracias a todos y a todo lo que te rodea.

10.- Con 3 cualidades activas y presentes da lo mejor de ti a cada paso, desde hoy en adelante, incluso si te vas de viaje a la Conchinchina.


¡Te deseo una Feliz Navidad!