Desde primera hora del día, Luis esculpe su tupé como si fuera el mismísimo Juan Muñoz. Elige los colores de sus corbatas siguiendo las recomendaciones del artículo de la BBC sobre David Zyla. Prepara su tartera con el ingenio de Mikel López Iturriaga en el blog de El Comidista. Sin embargo, no se siente suficientemente vivo.

Más atención y menos TDAH


Desde pequeña su lugar preferido de la casa era la cocina. De manera natural permanecía quieta con los cambios de pañal en la mesa de formica. En la adolescencia, los electrodomésticos la ayudaban más que el café a preparar los examenes. Cuando bebía uno, pasada la una de la madrugada, el sueño la vencía una hora más tarde aunque añadiera Coca-cola. 

Entrena una vida feliz


Somos una creación holográfica en una realidad inexistente
El cerebro está regido por ondas de distinta frecuencia. Entre 1) alfa y theta y 2) theta y delta, surgen estados de relajación donde la creatividad despliega las cualidades más auténticas. En estos espacios los hemisferios cerebrales funcionan en sincronía, uniendo el pensamiento concreto, del hemisferio izquierdo, con el pensamiento abstracto, del hemisferio derecho. Cuando accedemos a estos niveles de consciencia aparecen soluciones a problemas y conflictos que de otro modo no llegan.

El cerebro es un sofisticado computador holográfico que crea realidades en función de lo que imagina. Tenemos la capacidad natural de reinterpretar lo que llamamos realidad y ser felices.

¿Eres feliz?

Salta que te salta

Un proverbio oriental dice que las mujeres son como los monos. Antes de continuar, quiero incluir también a los hombres. Las mujeres y los hombres somos como monos, no soltamos una rama hasta que no tenemos otra bien agarrada. Ellas por protección, ellos por apoyo. Así nos movemos de rama en rama, de árbol en árbol. Nos comportamos como pequeños “monitos y monitas” que no crecen como adultos. Y no me refiero a gorilas.

¿Cuáles son los motivos de tus actos?

Somos un cine con la tecla “replay” en modo “on”
Etimológicamente del latín “motivus” movimiento, motivo y el sufijo “-ción” acción, efecto, motivación es el motivo de una acción. El motor que nos permite actuar ¿Cuáles son tus motivos? ¿La obligación, la inercia, el miedo, la duda? O, por el contrario ¿El compromiso, el propósito, la confianza y la libertad?

Cuanto más libres somos de miedo, culpa y demás enredos, más claridad tenemos para elegir el motivo que nos lleva a la acción ¿Con qué te sientes motivado? ¿Qué te apasiona realmente? Eso que depende de ti y que se da sin causa ni efecto en nada ni nadie.

Para que la motivación intrínseca fluya naturalmente y sin esfuerzo uno tiene que haber mirado el cine perpetuo que ha dejado en el sótano con la tecla “replay” en modo “on. El rebobinado de fotogramas reinterpretan las escenas objetivándolas y convierten el viejo Cine Exin en uno de pantalla gigante Full HD Dolby Stereo.

El Cerebro Motivado

Per aspera ad astras
El cerebro recuerda y anticipa. Continua e incesamente calcula, memoriza y hace predicciones. Cuando el resultado de una acción mejora lo esperado el hipotálamo libera dopamina. La novedad estimula nuestro cerebro porque las recompensas inesperadas producen este neurotransmisor que ayuda al proceso de aprendizaje. El sistema dopaminérgico también se activa mucho al realizar actividades sociales. Es por ello que aprendemos más y mejor en contacto con los demás y sobre todo cuando surgen vínculos afectivos.

7 elementos clave

Los factores sociales son importantes e influyen en la motivación. Sin embargo, la motivación intrínseca es aquella que sentimos cuando dedicamos tiempo a una actividad que nos apasiona muchas veces en soledad.

¿Cómo recuperar la motivación perdida?

¿Motivación ”Ex”trínseca o “In”trínseca?
Vivimos en una sociedad tan consumista que creemos que la motivación es un producto que anuncian en la tele y una gran compañía americana ha empaquetado para ponerlo en el estante de la caja del supermercado.

Las personitas humanas, en estos tiempos, tenemos gustos muy raros. Preferimos el “ex” al “in”. Lo que está en el exterior “ex” nos resulta más fácil, “ex”parejas y  “ex”jefes incluidos. Lo que está en el interior “in” nos produce miedo, tanto como para salir huyendo despavoridos.

Reflexionemos un momento. Si por mucho que no estén presentes, no nos libramos de los “ex”, ¿ para qué temer tanto a los “in”? Tal vez mirando a esos “in” encontremos la solución del laberinto.

Como habréis podido detectar, no es objeto de este capítulo hablar de la motivación extrínseca. Aquella que se obtiene de cosas que se pueden comprar, personas que nos aportan un chute de energía o situaciones del tipo me tocó la lotería con este trabajo o est@ novi@. El foco de interés está en la motivación intrínseca, que como la palabra indica, es aquella que se genera dentro y de la que cada uno es dueño con independencia de lo que pase fuera. ¿Hay una motivación más libre que ésta? Si alguien la encuentra, por favor, que lo diga.

¿Desmotivación o Depresión?
Hace poco recibí en consulta a una persona que decía sentirse desmotivada. Llevaba un año sin tomar las riendas de su vida. Lo primero que llamó mi atención fue la pérdida de energía vital. Estaba ausente la fuerza de la vida que impulsa por el mero hecho de estar vivos. Era la personificación de un clarísimo NO a la vida. La desmotivación bien podría ser un estado de morir viviendo y, no solo por ello, podemos hablar de depresión.

Para considerar que una persona tenga depresión hacen falta la unión de muchos síntomas. No bastan la anergia, pérdida de vitalidad energética, ni la anhedonia, pérdida de satisfacción y placer en actividades cotidianas. La depresión es mucho más compleja. Así pues, sugiero desterrar de nuestro lenguaje que nos sentimos deprimidos. En este tiempo es habitual oír eso de “tengo depresión postvacacional”. Atención a las etiquetas que nos ponemos porque hacen más daño del que imaginamos. Cuidar el lenguaje ayuda al pensamiento y por tanto al sentimiento y a la acción.

Esto sí es depresión
Si alguien está interesado en profundizar en la depresión puede leer a Emily Dikinson, maestra de la metáfora y ver este vídeo de Andrew Solomon, Depression, the secret we share  (on.ted.com/t07H4)

Siempre hay una historia detrás de la historia que nos contamos
Para averiguar la historia oculta es imprescindible bajar de la mente al cuerpo y a las sensaciones memorizadas en él. Ayudados por la respiración y la percepción sentida en el cuerpo ahondamos en nuestras emociones e inconsciente. A partir de ahí se revela un sentimiento más auténtico desde el que elaborar una interpretación real de los hechos.  

De esto se trata una consulta piscoterapéutica. Uno va a sorprenderse. A descubrir de forma vivencial la historia que está detrás de la historia. Si no es así, mejor ir a un bar a tomarse unas cañas con un amigo y contarle la misma historia de siempre. Seguro que algo alivia y sale más barato, aunque me temo que no resuelve. Ojalá fuera así y ojalá no hicieran falta las consultas psicoterapéuticas. La realidad es otra.

Salir de la desmotivación
Volviendo a la persona que vino a consulta os puedo decir que no sólo se sorprendió sino que recuperó lo que había perdido, lo más básico: Su Energía Vital y el SI a la Vida. Y no fue por lo hablado precisamente, sino por lo experimentado. Tomó por si misma la Fuerza de su interior. Acompañé como partera al alumbramiento de su SI a la vida. Es una de esas maravillas que tiene mi trabajo.

La Fuerza Vital estaba escondida tras muchos velos:

Añorar un pasado idealizado
A veces vivimos el presente añorando situaciones del pasado que creímos mejor. Idealizamos momentos de vida que se daban en otras familias que no eran la nuestra. Nos encadenamos al sufrimiento de conseguir esta idealización en nuestro presente y futuro. Esto produce una gran insatisfacción. Las ensoñaciones engañosas no solo no se cumplen, sino que destruyen.

Sostenernos sobre creencias engañosas
Interpretamos como maravilloso e inalcanzable un pasado que no es, un hoy que no llega y un mañana que perseguimos sin encontrar. Atrapados en la línea del tiempo no tomamos posición en la vida. No soltamos lo injusto que es no haber tenido aquello que idealizamos. Nos sujetamos al engaño de nuestra creencia porque es lo que aprendimos. Este ha sido el caldo de cultivo de nuestros pensamientos, sentimientos y acciones. 

Negación de la realidad
La vida no es un ideal sino que es vida. Tiene sus momentos buenos y no tan buenos. Si nos queremos quedar con los buenos que, además no lo son tanto como creímos, amputamos parte de la realidad y por tanto, vemos la vida a medias.

Miedo a entrar en “emociones negativas”
La negación de las emociones nos cubren de miedos. En la antigüedad las evitábamos con la religión, hoy con las drogas y la pseudo-espiritualidad. Atención a los escapismos porque siguen siendo velos que impiden ver la realidad de lo que es, tal cual es. Es un enganche adictivo a la esclavitud para no ser libres porque el miedo a ser libres es mucho mayor.

Emociones negativas no atendidas como tristeza y enfado bloquean nuestra vida. Todas las emociones sirven, las negativas también, si están presentes en el ser humano es por algo. Sostener la tristeza puede convertirse en enfado y desde el enfado podemos hallar una fuerza hasta ahora perdida como el fuego enterrado en las llamas. Entrar en el enfado sirve, al menos de momento, para avivar la llama.

Miedo al abandono y a la dejadez
Si de pequeños hemos visto alrededor abandono y dejadez sintiendo tristeza por ello. ¿Quién va a querer entrar en la tristeza? Si hemos visto que la forma de salir de ese abandono y dejadez es con tiranía. ¿Cómo no vamos a aprender a ser tiranos? De esta manera transitamos entre dejadez y tiranía convirtiéndonos en agresivos pasivos o activos simultáneamente. Es lo que hemos aprendido. Las impresiones dejan huella.

¿Qué padres se plantean hacer algo más sano con su abandono y dejadez? ¿Más sano para ellos y por consiguiente para sus hijos? Lo que no sabemos hacer con nosotros “in” lo pasamos automáticamente a nuestros hijos “ex”. Luego les pedimos, explícita o implícitamente, que consigan lo que no conseguimos.

Lealtades inconscientes
Asumimos cargas heredadas de patrones familiares no resueltos. El miedo a entrar en las emociones negativas vistas en casa, como pueden ser la tristeza y enfado, encadenan de por vida. Es una cadena perpetua emocional y transgeneracional. En otros tiempos por lealtades familiares la gente se batía en duelo. Hoy tal vez no se muera en el sentido literal aunque se vive muerto.


En consulta se escapan palabras nunca dichas con sencillez y verdad. A veces, se dice incluso eso de: Uy! Esto se me ha escapado, me ha salido solo, nunca me lo había dicho así. Qué bueno es eso! Eso, eso mismo, es lo que hay que decir una y otra vez para empezar la disolución de la cárcel de la desmotivación en la que nos hemos metido. Ese es el Mantra Real que disuelve nuestro malestar.

Para recuperar la motivación hay que salir primero de la desmotivación. De verdad. Sin trampas ni cartón. Despatando los velos tejidos como marañas. Y recuperar la Fuerza Vital que nos coloca ante la vida con un SI con mayúsculas.

Como el tema de la motivación da para mucho y, aún más tratándose de la “in”trínseca, hasta aquí algunas aclaraciones que pueden servir para empezar a motivarnos. Continuará... 

El Viaje a tu Propósito

Piensa. Siente. Actúa. Y, sobre todo ACTÚA!!!


¿Turista o Viajero?
El turista espera las vacaciones para ser y hacer lo que quiere. El viajero se vive siendo y haciendo donde está. Cada día. Cada momento. En este sentido, el viajero está de vacaciones 365 días al año. Y tú, ¿qué quieres ser turista o viajero?

Hay dos tipos de viajes: el de la inercia y el del amor con propósito. El del amor es estar dispuesto, posiblemente de por vida, a disolver miedos y auto-traiciones. Es el viaje a ser uno mismo. ¿Qué viajero no busca eso? Básicos en la mochila son: decirse la verdad pase lo que pase y amarse tanto como para permitir que la oruga se convierta en mariposa.

Un Verano al Rojo Vivo

Efectos psicológicos del verano
Los fenómenos climatológicos guardan una estrecha relación con los procesos internos personales. Existe un vínculo directo entre la Naturaleza y el comportamiento humano. En verano necesitamos salir de las sofocantes ciudades para conectar y vitalizarnos. 

Los estudios del psicoanalista Wilhem Reich argumentan la existencia del Orgón, una energía vital universal. Se trata de una sustancia similar al éter que está presente en toda forma de vida. Conceptualmente es similar al Prana, Chi o Kundalini. No sólo estamos influidos por el inconsciente sino también por todas estas energías. 

Así como la Naturaleza crea corazas en las plantas para resistir la falta de agua en el desierto, los seres humanos se vuelven irritables y acorazados en su desierto emocional. Al igual que los cactus, las personas pinchan para protegerse. 

Transformación


El fuego arde,
su luz renueva.
Lo que comienza, acaba.
El fuego transforma
historias vividas.
El corazón se eleva.
Los pensamientos cambian.
Es sencillo,
sé tú mismo.
El fuego libera,
el corazón late, 
la luz interior resurge,
la vida comienza.

Punto Cero


La mente lo sustenta todo. No sólo está en el cerebro si no en todo el cuerpo y va más allá. Todo está entrelazado. 

Las experiencias vividas son el resultado de un entramado inconsciente individual y colectivo. Lo que nos ocurre tiene que ver con nuestras percepciones. Las percepciones están guiadas por creencias. 

Disuelve tus creencias y comienza a ser libre. 


El Observador


El acto de percibir, es un acto de proyectar.
Así como vemos, así es como somos y así es como vivimos.
Influimos y nos influye el mundo que nos rodea.
Observa!


Vive Libre


Para alcanzar la libertad es necesario desprenderse
de toda idea preconcebida y renovar desde los
cimientos nuestras sensaciones, emociones y pensamientos.

Cuando volamos en esta dirección somos libres y la vida cambia.


Olas de Verano


Estación: Verano

Ondas de atmósfera y océano.
Energía presente en toda forma de vida.
Exaltación de los sentidos.
Viento que mueve los pensamientos.
Agua que agita los sentimientos.
Puentes entre razón y corazón.
Atención. Comprensión. Conciencia.
Equilibrio entre cigarra y hormiga.
Las olas de verano curan.
Suelta lastre. Decide. Vive libre!


Autoconocimiento y Relaciones




Psicoterapia, Neurociencias y Mindfulness




 

Una CITY Inteligente

¿Has oído alguna vez el verbo renovar?
Se trata de una acción encaminada a recuperar la fuerza y la energía. Movilizar lo que ya no sirve a favor de nuevas posibilidades. Nuestra CITY muestra posiciones dominantes inquebrantables y paradójicas contrarias a la transformación. Recuperar la energía con viejas estructuras inmovilistas no soluciona. Una ciudad es tanto más inteligente cuanto más se renueva en profundidad a si misma.

¿Qué contribuye a la inteligencia de una CITY?
Nosotros que vivimos en las ciudades ¿cómo creer que, a lo lejos, los árboles son proveedores de tal renovación? Un árbol absorbe aproximadamente 10kg de CO2 al año, mientras que, cada hogar emite de media 12,5 toneladas.

En una parte del mundo protegemos los árboles. En las ciudades los sustituimos por vallas publicitarias y cemento en plazas para terrazas de verano. Se premia un consumo contaminante que nos destruye. A eso se le llama progreso. ¿Cuántas plazas hay en tu ciudad con árboles y bancos, de los de sentarse gratis?

¿Cómo medir la inteligencia de una CITY?
Medimos la calidad del aire que ensuciamos, el ansioso tiempo que nos consume al esperar el autobús y el metro. El número de totems de bicis públicas y sus precios, que, por cierto, son más caras que alquilar un coche eléctrico. Repetimos reactivamente mediciones y experiencias de otras ciudades bajo el lema del llover sobre mojado. Mientras, en otros lugares del mundo se atreven innovando.

En Gotemburgo (Suecia) se comprometen con los viajeros, que prescinden de su coche, a ofrecerles completamente gratis una bici. ¿Cuánto nos queda para llegar aquí? ¿Para qué saturarnos con dispositivos electrónicos que miden lo que no funciona?

¿La tecnología ayuda?
Siguiendo la línea de las paradojas, una compañía japonesa de telecomunicaciones e internet ha presentado un robot-humanoide capaz de comunicarse con las personas y entender sus emociones por el módico precio de 1.400€. Mucho más eficaz que la mayoría de los políticos actuales.

¿Podemos imaginar el actual Congreso de las Disputas regentado por robots-humanoides? Prefiero seguir creyendo en las personas. Eso sí, con raíces bien conectadas a la realidad de la vida, como los árboles.

¿Nuestra política y políticos son inteligentes?
En teoría deberían, puesto que se ocupan de ordenar actividades hacia el bien común compartido, dando soluciones a los problemas de la convivencia colectiva. Sin embargo, los políticos viven tan absortos en su profesión política que están desconectados de la realidad.

Los políticos tienen mucho que aprender de los robots-humanoides y de los árboles porque han de seguir y defender unos hilos demasiado finos e invisibles. Cada mañana reciben un e-mail argumentario que recoge las opiniones que han de tener y transmitir acerca de las noticias del mundo.

La política crea paradojas incapaz de resolver. Hay una realidad cada vez más extrema. Ciudadanos catalogados en perfiles “normales” que viven en escasez de recursos, sin trabajo y sin derecho a una vida digna. ¿Esto es Inteligencia?

Básicamente, para que política y políticos sean inteligentes tendrían que empezar por escuchar las necesidades de las personas. Poner cara a los números de las estadísticas y oídos a los testimonios de los ciudadanos en vez de control, censura y mordazas.

¿Son inevitables las abdicaciones generalizadas?
Un tsunami se alzó el pasado 25 de Mayo y provocó una tormenta de dimisiones. Un sistema que no sabe abrirse a las nuevas necesidades y generaciones no tiene futuro. Cuando el desencanto general impide las resoluciones particulares son necesarios nuevos modelos y líderes.

No hay Transparencia Real. Estamos encadenados perpetuamente a una transición después de casi 40 años. ¿Tiene algo nuevo que decir hoy el pueblo? ¿Dónde estamos viviendo en el presente o en el pasado? ¿Cómo suponer que seguimos siendo los mismos, si quien se levanta hoy de la cama no es el mismo que se acostó anoche en ella?

Nos siguen gobernando “un papá y una mamá” que tutelan como reyes de la casa. Estos “papis” se hacen los sordos. No quieren escuchar que los “niños” son adultos que crecen con el predicado del ejemplo. ¿Qué padres pueden pedir a sus hijos aquello que no dan y hacen?

Son necesarias más abdicaciones de las que el sistema permite y reconoce. Las viejas estructuras, reyes y corte pueden abdicar tranquilamente en los cuentos de hadas para llegar a la parte del colorín, colorado...

Más Psicología Social, por favor
¿Atiendes tus necesidades y las de los tuyos? ¿Tienes en cuenta la nuevas necesidades que se plantean en pareja, en la familia, con tus hijos y el trabajo? Si no, ¿cómo atender las de una sociedad entera?

¿Crees en ti? ¿Crees en los demás? ¿Has dejado de creer? ¿Quieres resolver verdaderamente los problemas individuales y colectivos? No podemos escapar. Toca madurar, por nosotros, por los demás y por la sociedad que queremos construir. Los sistemas se estructuran de forma compleja y ha llegado el tiempo de hacerlo más sencillo.

Una CITY inteligente está comprometida con nuevas formas de hacer política y de dar respuestas. La Renovación es Bi-Direccional. De abajo a arriba y de arriba a abajo. De mi a ti y de ti a mi. De nosotros a vosotros y de vosotros a nosotros. La Re-Evolución actual lo va a cambiar todo y es imparable.

Un Verano Inteligente
Este verano puedes iniciar un viaje a un lugar lejano con millones de árboles, bicis gratis o robots-humanoides. También puedes emprender un viaje solidario en tu ciudad, aquí donde te levantas, trabajas, vives y te acuestas cada día.

Este verano, estés donde estés, no te duermas. Despierta! Relega el entontecimiento estival por la reflexión, poda lo que no funciona y prepárate para el nuevo curso escolar. Renueva tu vida y participa en la renovación de tu ciudad. Esto es Inteligencia. 

Agua de Primavera



Estación: Primavera.

Natura palpitante.
El impulso del agua abre paso.
Fuerza en caída libre.
Ajustes de luz, temperatura y sol.
El fluir de la corriente sigue su curso.
Nuevos brotes. Renovación.
Conexión de lo humano en el entorno.
Transcurre la vida.
Belleza. Tanta belleza!

Sexualidad y crecimiento

¿Qué despierta el deseo sexual a hombres y mujeres?
Expertos sexólogos de todo el mundo dicen que el deseo tiene un componente físico en el hombre mientras que en la mujer depende de factores ambientales y de relación.

En el hombre, la maquinaria del impulso sexual se pone en marcha con los ojos. En la mujer, cuando se transgreden tópicas cenas románticas a la luz de la luna por sentirse importante, deseada y amada.

¿Dónde se activa el deseo?
El sentido erótico del hombre está, principalmente, en la vista y no siempre se despierta con lo más obvio, sino con lo erótico.

Los sentidos eróticos femeninos son el oído, olfato y tacto. Unas palabras dichas en el momento adecuado. Un rico olor a limpio o a ese perfume que tanto gusta. Un roce, una caricia periféricos antes de llegar de lleno a las zonas erógenas propiamente dichas.

¿Cuáles son las semejanzas entre sexos?
Tanto para hombres como para mujeres el órgano sexual más poderoso está en el cerebro. Los seres humanos estamos dotados de la capacidad de anticipar y estimularnos con la imaginación más que con los órganos sensoriales propiamente dichos. La imaginación y las fantasías eróticas encienden el deseo. 

Hay un espacio en el cerebro donde nada ocurre tangiblemente y todo puede ocurrir al mismo tiempo. Junto al neocórtex está evolucionando una inteligencia erótica.

¿Condicionados por el cuento de hadas?
Marisa sin saber muy bien cómo, se vió empujada al interior del apartamento de Víctor. Ella no pudo por menos que abalanzarse sobre él. Mientras lo devoraba a besos, se desprendió salvajemente de su vestido. La pasión interior escaló al mismo ritmo dentro de los dos mientras sonaba una música de fondo.

Marisa había visto esta escena cientos de veces en esas películas que tanto la fascinaban. Por fin, había llegado el momento de experimentar fuegos artificiales. Sin embargo, no todo sucedió como en las películas. No se desplomaron exhaustos después de alcanzar el cielo en el mismo instante. Él terminó y se levantó a darse una ducha mientras ella se decía: Hola! Estoy aquí! La realidad cotidiana dista mucho de la cinematográfica.

Estamos impregnados por un inconsciente colectivo alimentado por la literatura, las canciones y el cine, donde las torpezas, inseguridades y vergüenzas no suceden. La frustración sexual aterriza para mostrarnos el desencuentro entre las expectativas y las vivencias.

¿Cómo activar la chispa erótica?
Más que seguir creyendo en cuentos de hadas, consideremos al erotismo como una oportunidad de desarrollo personal. En realidad lo que estamos pidiendo no es más sexo en cantidad sino mejor sexo en calidad. No se trata de morir en lo mimo sino de renovarse en el placer erótico como capacidad de transformación de la propia vida.

La chispa erótica, por tanto, se activa a medida que cada uno conecta con la intención de crecer y renovarse.

Tal vez, sería más sencillo hacernos la pregunta en sentido opuesto: ¿Qué es lo que apaga la chispa?, ¿qué es lo que sucede en ese momento?, ¿qué pienso a cerca de mí y del otro?, ¿qué cosas me digo y le digo?, ¿qué es lo que me está desvitalizando?

Si miramos la luna y sus ciclos; creciente, llena, menguante, comprendemos los ciclos del deseo y de la chispa erótica. ¿Cómo hacer crecer la luna para que se llene entre nosotros?

¿La convivencia mata al deseo?
En general, hombres y mujeres, encontramos más deseable al otro cuando no es accesible. Entonces, ¿qué ocurre con el sexo en la convivencia y en relaciones largas comprometidas?

Las investigaciones demuestran que hay un grupo de personas para las que el contacto diario acaba matando el deseo. Hijos, trabajos, hipotecas, obligaciones. Hay personas que necesitan de ausencias para anhelar el encuentro con el otro. Conservar a ese otro en un plano incierto y misterioso para que no se apague la chispa.

Hay otro grupo de personas que se estimulan al ver a su pareja moverse junto a ellos en el mismo escenario. En la casa, mientras se ocupa de sus cosas haciendo lo que más le apasiona. En una fiesta, junto a otros, cuando le vemos radiante, seguro de si mismo y autosuficiente. Probablemente esto es lo que más nos excita porque es lo que más conecta con nuestro propio deseo interno de ser y tener una autoestima sana.

¿Qué es lo que sostiene al deseo?
Como dice la terapeuta y conferenciante Esther Perel, en las relaciones largas con compromiso dos necesidades humanas fundamentales han de reconciliarse:

1.-La necesidad de conexión (de estar juntos): Seguridad y permanencia. Sólidos anclajes que hacen nido. Un espacio donde afianzar y hacer desaparecer puentes movedizos.

2.-La necesidad de separación (de autonomía): Sorpresa y aventura. El deseo necesita espacio y aire. El otro ya no está presente todo el tiempo sino más allá de la línea roja.

Los mismos ingredientes que afianzan el amor destruyen el deseo. La clave está en resolver esta paradoja. El resultado es una relación comprometida y apasionada.

¿Sexo como camino de crecimiento?
Un niñ@ crece con la necesidad de sentirse conectado y madura con la necesidad de valerse por si mismo. Conectar ambas necesidades fundamentales da una relación donde cada miembro diga al otro: Ve, explora! y Vuelve! a este espacio común compartido:

-donde nos encontramos y alentamos en eso que vivimos y descubrimos. 
-para poner de manifiesto lo que aprendimos y quiénes somos en este instante. 
-que favorece la transformación de cada uno porque da aire y nutre a cada parte. 

Desde aquí: Ve y vuelve! Una y otra vez!  

Sentido del humor

Las cosas más simples ayudan a enfrentar las situaciones más difíciles.

En los últimos 30 años el estudio científico del humor se promueve de manera consistente por la International Society for Humor Studies o ISHS. Estudios científicos demuestran que el sentido del humor es una de las herramientas más eficaces para combatir el estrés, enfrentarse a los desafíos de la vida y conservar la salud mental.
 
Lo más natural, como que una persona se tropiece en plena calle y, lo más inesperado, como que a alguien se le escape un pedo, nos hace gracia. Este tipo de situaciones nos vinculan a una parte infantil y sana de nosotros. Llevamos el sentido del humor escrito en el código genético. 

En estos tiempos difíciles necesitamos reírnos más que nunca. Entrenar el sentido del humor es una técnica de supervivencia, un arte y una terapia. Es un sentido avanzado que permite ver por dónde va el fluir de la vida. Somos humor, fluidez y cambio. Darnos cuenta de ello es imprescindible para vivir.
 
3 minutos de risa diarios son tan importantes como
la calidad del sueño y alimentarse de manera adecuada.

La risa es un elemento contagioso que une a las personas sin importar el estado de ánimo. Los neurocientíficos dicen que, al escuchar a otra persona reír, las neuronas de espejo envían mensajes que provocan que nos sintamos de manera similar entre nosotros. La risa compartida es la distancia más corta entre las personas.

Unos 20 segundos de risa equivalen a 3 minutos de ejercicio físico constante. Con la risa ponemos en funcionamiento a 400 músculos de nuestro cuerpo. Es útil para expulsar las tensiones acumuladas, por ejemplo las de la espalda. Los niños de 3-4 años son capaces de reír a carcajadas porque disfrutan, son libres y no juzgan.

La risa es salud
1.- Aumenta la frecuencia cardíaca, la actividad pulmonar y el sistema de oxigenación.
2.- Ayuda a la metabolización y generación de hormonas de la felicidad al liberar endorfinas.
3.- Favorece un sistema inmunológico fuerte que protege de enfermedades.
4.- Disminuye la producción de cortisol, por lo que reduce el estrés.
5.- Activa neurotransmisores, como la serotonina y dopamina, con efectos antidepresivos.
6.- Libera oxitocina, relacionada con la excitación sexual.

¿Con qué frecuencia te ríes?
¿Cuánto ríen las personas que están en tu entorno próximo?
¿Qué marca tu barómetro de la risa, de 0 a 10? En tu casa, en tu trabajo, con tu pareja, amigos...

Las personas que ríen y hacen reír resultan más atractivas. Inteligencia, sentido del humor y personalidad son 3 claves para la seducción. Ser gracioso no es lo mismo que tener sentido del humor. No se trata de frivolizar ni de exagerar sino cultivarse en la comprensión de que la vida misma ya se encarga de traernos las experiencias que necesitamos.

5 Recetas para elevar el barómetro del sentido del humor:

1.- Recicla el mal humor en sabiduría
Como diría Chaplin la vida es una tragedia en el primer plano y una comedia en el plano general. Ante un problema, revísalo como si de una película cómica se tratara. Mira lo que hay debajo del malestar y transfórmalo en bienestar. Reírse de uno mismo requiere de grandes dosis de sabiduría.

2.- Elimina relaciones y situaciones tóxicas
Que cada uno se ocupe de poner conciencia de sus cositas sin salpicar a los demás. Rodéate de personas con las que lo pases bien. Las buenas compañías nos ayudan a reinterpretar de un modo saludable lo que nos sucede.

3.- Busca actividades donde disfrutar
Transpórtate al lado más amable y paciente de tu infancia. Pinta, baila, canta, juega, sueña...Recupera la pureza y la esencia infantil encerrada en el disfraz de adulto.

4.- Educa tus emociones
Potencia la risa y los buenos momentos. Nosotros tenemos el poder del cambio. Ganar en diversión y prestar atención a las emociones que nos hacen sentir bien es calidad de vida.

5.- Cultiva el fluir en el adentro
Toma contacto con lo que de verdad eres. Según el psicólogo Erich Fromm la felicidad es una práctica diaria, un modo de ser y no de tener. Lo que sostiene el buen humor es el amor. Para un segundo y deja que la lucidez te invada para que traspase las apariencias. Descubre el amor que hay detrás y que impulsa todo lo que se mueve.