'MindTips' No eres quien crees que eres

Imagina que estás en la jungla y aparece un tigre que quiere atacarte. Sales corriendo para que no te atrape, encuentras un árbol, trepas y encaramado en lo más alto, una serpiente venenosa te mira con ojos amenazantes.

¿Cómo puedes resolver la situación?

¡Deja de imaginarlo! No estás en la jungla.

La adrenalina se dispara para proteger de la amenaza aunque sólo sea real en la imaginación. ¿Cuántas veces te asaltan serpientes, tigres y junglas que no existen? El cerebro prefiere equivocarse a vivir en la incertidumbre. La respuesta reactiva por estrés agudo de ataque, defensa, huída, te aleja de tomar la mejor decisión.

¿Qué quieres imaginar?

Un estudio de la Universidad de California en Berkeley explica el número de negativas que las personas oímos a lo largo de generaciones antes de cumplir los 7: 'Te vas a caer', 'no lo vas a conseguir', 'es imposible', 'estás loco', 'no sirves para nada'. Son frases inhibidoras de la expansión de nuestro potencial y se pronuncian en un 94% de las ocasiones formateando negativamente el cerebro. Es más alentador escuchar: 'Adelante', 'eres capaz', '¿por qué no?', '¡qué bien lo has hecho!', 'seguro que puedes', '¡inténtalo!', 'lo mereces', 'confío en tí'.

'Tanto si crees que puedes hacerlo como si crees que no, en ambos casos estás en lo cierto' Henry Ford

La mayoría de nuestros problemas no son reales, son ficciones basadas en creencias y limitaciones que encierran el malestar del querer y no poder. Toda creencia guarda una emoción inconsciente que nos protege de algo. ¿De qué? Esa es la cuestión. Reconocer los beneficios secundarios de las creencias; para qué las formamos y qué nos aportan es útil para elegir la limitación o superarla. El 'Yo no soy así', 'Yo no puedo', 'Yo no soy capaz' es consecuencia de una emoción que no hemos sabido afrontar. ¿Cuáles son tus ideas, opiniones, creencias, etiquetas que te has (y te han) puesto? ¿Quien crees que eres?¿Quién eres en realidad?

Las creencias encierran problemas emocionales no resueltos atrapados en el cerebro límbico sin encontrar salida, bloquean vías neuronales hacia el neocortex donde tomar consciencia y comprender el porqué de su existencia. Nos hace falta entrenamiento para explorar las emociones y dejar de negarlas por incómodas o justificarlas automáticamente con razones confusas.

Cada mañana tienes una nueva oportunidad para salir de la jungla.

¿Cómo?

¡Observa!

La primera sensación, la primera emoción, el primer pensamiento y ¡Date cuenta! No intentes modificar nada, sea lo que sea no lo juzgues.

¡Observa y Despierta!

¡Mira, escucha y comparte este vídeo! 

La salida no es defensa, ataque, huída sino curiosidad, humildad, autoestima.

Curiosidad
La intriga encuentra placer al contradecir las expectativas iniciales. Piensa en lo que te gusta que tu serie favorita desmonte la escena que has anticipado previamente.

Moverte con curiosidad por lo incierto ablanda la necesidad de blindarte con defensas.

Humildad
Ser humilde no te hace menos fiable, respetado y prestigioso. Humildad no es debilidad porque cambiar de opinión requiere de fuerza para vencer al crítico interno y externo. Cuando dices 'no sé', 'parece que no estoy en lo cierto', 'me he equivocado' no es señal de estupidez sino de apertura para ver las cosas de otra manera.

La humildad es sinónimo de inteligencia. Lo que hoy consideras verdad puede dejar de serlo mañana. Mira los avances científicos, lo que se sabe ayer era magia.

Autoestima
El pensamiento es una semilla en la que crece el aprecio que tienes por ti y por tu vida. Un nuevo pensamiento genera un nuevo sentimiento y un nuevo sentimiento genera una nueva realidad.

Los hechos son neutros hasta que les damos un valor emocional positivo o negativo. Al cambiar tus creencias, cambias tus actitudes y tus acciones. En la práctica no importa qué sucede sino cómo se interpreta. El sonido de los pasos de alguien detrás de ti en un bosque oscuro a las doce de la noche no es el mismo que a las doce del mediodía, sin embargo los pasos son los mismos.

Hay personas que viven en un espacio de amenaza y otras en un espacio de oportunidad. ¿Dónde quieres vivir tú? El mayor cambio que podemos hacer es dejar de querer cambiar y empezar por conocernos. No hay escondite para abandonar el juego de encontrarse. Necesitamos tiempo, no para que las cosas cambien, sino para cambiarnos a nosotros mismos.

¡Toma 2 minutos cada mañana para salir del sueño y despierta!
¡Buenos días!


Vídeo-post publicado en El Huffington Post 

'MindTips' 7 claves de éxito en las empresas

He publicado un 
vídeo-artículo en 

El 50 % de los activos de las empresas más importantes que cotizan en bolsa son intangibles. 

Detectar la oportunidad y promover el capital humano es un reto creativo. No hace falta invertir mucho tiempo y miles de euros en descubrir el secreto del éxito porque sencillamente no existen fórmulas mágicas. Lo que funciona para algunas empresas es irrelevante en otras. Dar soluciones en recursos humanos es un servicio de alquimia a la carta. Sin embargo, existen herramientas para cuantificar el retorno de la inversión y claves básicas que apelan al menos común de los sentidos: El sentido común.

Tanto si eres emprendedor, empresario, director, líder de equipos, empleado o buscas trabajo, a tan sólo 2 meses para que acabe el año,

¿Quieres alcanzar el logro de tus objetivos?

Si quieres, te regalo 7 claves de éxito:

1.- Favorece un clima de seguridad psicológica
Es más cómodo ser uno mismo que andar quitándote la máscara cada vez que entras y sales del trabajo. A las personas nos gusta ser como somos en cualquier ámbito y sentirnos respetadas por ello. Si quieres decir algo, ¡dilo!; si quieres preguntar algo, ¡pregúntalo! con la libertad de no sentirte como 'el tonto' que no se entera de nada; y, sobre todo, si te equivocas, ¡reconócelo!, sin temor a represalias porque el mayor éxito es aprender del fracaso.

2.- Genera confianza
Lo importante no es la mejora individual, ni tan siquiera colocar al mejor de los líderes para dirigir a los equipos, lo realmente importante es cómo las personas interactúan entre ellas, organizan el trabajo e interpretan sus contribuciones. La forma de hacer, el cómo está hecho de confianza. Si no puedes confiar en las personas con las que trabajas, difícilmente vas a establecer una relación fructífera y satisfactoria.

3.- Diferénciate y descubre ¿cuál es tu propuesta de valor?
El trabajo tiene un sentido, un propósito, un para qué. Cuanto más útil, importante y relevante sea para ti, mejor y más implicado estarás. Realiza las tareas porque son útiles para tu desarrollo personal y profesional y, porque, además, tienen un impacto beneficioso para el conjunto de la empresa.

¿Qué propuesta de valor te hace único?

Descubre el valor diferencial y enfoca las actividades en función de ese valor. Está de moda en las aceleradoras de emprendimiento utilizar el Lienzo de Modelo de Negocio Lean Canvas para 'startups'. Es un mapa que articula diferentes elementos para poner en marcha un proyecto con menos riesgos y en función del valor que entregamos a los clientes, los problemas que ayudamos a resolver y los servicios o productos que ofrecemos.



4.- Estructura con claridad
Algunas empresas esperan que el amiguismo entre los empleados salve los resultados gracias a un 'last minute' en formaciones subvencionadas orientadas a entretener y divertir. Toma el tiempo a finales y/o principios de año para definir claramente los objetivos, roles, puestos, funciones y actividades a desempeñar. Cuando no sabes hacia dónde vas, ningún paso es favorable. Una vez que lo tienes claro, lo siguiente es actuar.



5.- Antes de dar soluciones, pregunta más y mejor
Albert Einstein dijo que si tuviéramos 1 hora para salvar el mundo, lo recomendable sería gastar 59 minutos en definir el problema y 1 en encontrar la solución. Lamentablemente muchas organizaciones emplean horas en resolver problemas que no son importantes. Las respuestas están sobrevaloradas. Cometemos el error de asumir sin plantearnos preguntas adecuadas. Céntrate en hacer mejores preguntas. Aprende y enseña a tu equipo a utilizar palabras poderosas para descubrir de manera rápida y sencilla el por qué de las situaciones.

6.- Considera las diferentes perspectivas de los expertos
El peso de la experiencia frena un nuevo modo de ver las cosas. Es fundamental empezar por ver las situaciones de otra manera. Si te gusta rodearte de expertos elige un grupo que lo sea en diferentes disciplinas para obtener distintos puntos de vista. Antes de mirar fuera de la caja para encontrar soluciones considera si necesitas una caja nueva y reúne a un equipo de expertos.

El experto en innovación Stephen Shapiro dice que si trabajáramos en un proyecto aeroespacial con un equipo de 100 ingenieros, no haría muy diferente al equipo incorporar al ingeniero número 101 y sin embargo sería una diferencia fundamental añadir a un biólogo, o a un nanotecnólogo, o a un músico...

7.- Y, mientras avanzas en los 6 pasos anteriores: Haz un Stop y Respira!!!

Haz click en el vídeo, mira, escucha y comparte el 'MindTips' para Renovar Tu Vida y Tu Empresa!!!

El Proyecto Aristóteles

¿Qué mejor proyecto de mejora que uno con nombre de filósofo?

Tal vez conoces la empresa de la que voy a hablar: Google. Puede que sin saberlo estés utilizando su sistema operativo al leer y mirar el contenido de este post.

Google se enroló en una investigación secreta dedicada a establecer un patrón para la creación de equipos altamente competentes en la que invirtió más de 5 años y millones de dólares. El Proyecto Aristóteles buscaba conocer en detalle la fórmula magistral de los equipos estrella y replicar los efectos en otros grupos de trabajo como modelo.

Los altos ejecutivos de Google creían que los equipos funcionaban mejor cuando los miembros socializaban fuera del trabajo, compartían aficiones, tenían expedientes académicos similares, sintonizaban en afinidad por extroversión o introversión y contaban con equilibrio de género.

Para validar estas creencias reunieron a un equipo de expertos estadísticos, psicólogos organizacionales, sociólogos e ingenieros en el proyecto. El grupo de investigación descubrió que, con independencia de la combinación de datos, era imposible conseguir patrones que evidenciaran factores comunes. Por ejemplo, algunos de los equipos más eficientes eran amigos fuera del trabajo y otros no.

¿Cómo lograr un patrón común?

En la búsqueda de los factores de éxito en los equipos, los expertos se enfocaron en lo que se conoce como 'normas grupales'. Las normas son los estándares de comportamiento y las reglas no escritas que gobiernan la forma en que actuamos cuando nos juntamos con otras personas.

Después de estudiar a los más de 100 equipos, los investigadores del proyecto llegaron a la conclusión de que conocer, entender e influir sobre las normas de los grupos era la clave para mejorar el funcionamiento de los equipos de Google. Importaba menos quién formara parte del equipo a nivel individual, lo relevante era la forma en que los miembros interactuaban, estructuraban el trabajo e interpretaban sus contribuciones. Lo interesante no era mejorar cómo las personas trabajaban sino la forma en que lo hacían como colectivo.

Una conclusión inesperada

Los miembros del Proyecto Aristóteles pronto advirtieron que la excelencia de los equipos nada tenía que ver con las creencias de los ejecutivos de Google, ni con la profesionalidad y personalidad de los equipos, ni tan siquiera influía el tipo de líder que los dirigía. 

Desconcertante!!!


5 claves para personas que dirigen equipos

Si tienes un rol de responsabilidad de dirección de equipos, pon en práctica la fórmula magistral del Proyecto Aristóteles y aplica estas 5 claves:

1.- El impacto del trabajo
El equipo necesita saber que el trabajo tiene un sentido, un propósito, que sirve para algo. Cuanto más útil e importante sea, más y mejor se realizará, y, además, con mayor implicación.

¿Tu equipo conoce el propósito del trabajo a desempeñar?

2.- El significado del trabajo
Desde un punto de vista individual, cada miembro necesita conocer que su trabajo es beneficioso para él como persona y que contribuye al conjunto del equipo.

¿En tu equipo cada miembro trabaja en algo que es importante para él/ella?¿Se sienten útiles para el resto?

3.- Estructura y claridad
Los objetivos han de ser claros y los roles han de estar definidos. Cuando no se sabe bien hacia dónde se va, ningún paso es favorable.

¿Tienen los miembros de tu equipo el rol de su puesto y los objetivos claros? ¿Qué contribuciones esperas que alcancen?

4.- Confianza
En el trabajo, como en la vida, si no podemos confiar en las personas de nuestro entorno, difícil es establecer una relación duradera y satisfactoria.

¿Confían los miembros de tu equipo los unos en otros? ¿Confían en ti? ¿Confías tú en ellos?

5.- Seguridad Psicológica
La última clave y la más importante está basada en 2 premisas:

5.1.- Todos los miembros del equipo han de sentir que que pueden expresarse con libertad

Con respeto de orden y equilibrio en los tiempos de intervención, escucha activa a quien tiene la palabra, convivencia afectuosa en un ambiente de seguridad, tranquilidad y buenas relaciones. Todos confian en que nadie del equipo les va a ridiculizar, ofender o despreciar por exponer su opinión.

¿Pueden los miembros de tu equipo asumir riesgos y autonomía en decisiones sin sentirse inseguros o avergonzados?

5. 2. - Los miembros del equipo son sensibles a cómo se sienten los demás

Cuentan con un alto nivel de inteligencia emocional para darse cuenta, por el tono de voz y las expresiones, del estado de ánimo de los unos con los otros y cuidan el ambiente en beneficio del equipo.

¿Cuando un miembro de tu equipo tiene un problema tiene confianza para compartirlo? ¿Eres sensible a cómo se sienten los miembros de tu equipo?

La seguridad psicológica permite a los equipos la libertad de ser y estar como cada uno es y se siente, sin necesidad de fingir con caretas impostadas. En otras palabras, facilita la comodidad de ser uno mismo porque se cuenta con el reconocimiento, la aceptación, la valoración y el apoyo del equipo. Por ejemplo, si a alguien le da miedo decir algo y se siente inseguro, lo dice; si alguien no entiende algo, lo pregunta, sin ser percibido como el que no se entera de nada; si alguien se equivoca, lo cuenta sin temor a represalias.

Como Amy Edmonson, profesora en Harvard Business School, dice: «En ambientes psicológicamente seguros, las personas creen que si cometen un error no serán penalizadas ni generarán opiniones peyorativas. La seguridad psicológica es un sentimiento de confianza de que el equipo no va a avergonzar, rechazar o castigar a alguien por hablar.»

Poner en práctica estas 5 claves es sencillo, lo difícil de gestionar equipos es hacerlo así de fácil!!!!!

¿Cuál es la enseñanza del Proyecto Aristóteles?

Lo que el Proyecto Aristóteles enseñó a los equipos de Google es que no tiene sentido cambiar nuestra forma de ser, de sentirnos y comportarnos cuando llegamos al trabajo y volver a cambiarla después, cuando salimos de él. A las personas nos gusta poder ser como somos en cualquier ámbito y sentirnos cómodas y respetadas con ello.

Para los más de 65.000 trabajadores y colaboradores de Google, el Proyecto Aristóteles ha generado un gran movimiento, muchos se han adaptado rápido y a otros les ha costado un poco más porque no todas las personas tienen la misma facilidad para mostrarse de verdad.



Pasamos la mayor parte de nuestras vidas trabajando, incluso tenemos amigos que hemos conocido gracias al trabajo. ¿Qué nos impide ser abiertos y honestos en el trabajo? ¿A qué estamos esperando para serlo?






'MindTips' es más fácil estar sin estar que calmar la 'mente de mono'

He publicado un vídeo-artículo en 
El Huffington Post 

¿Eres de los que cree que los 'MindTips' consisten en dejar la mente en blanco?


Si alguna vez practicaste mindfulness habrás notado que la mente es un mono que salta de rama en rama. Las ramas son los pensamientos de un bosque repleto de distracciones.

Que si el ruido de fuera, que si hace frío o calor, que si lo que pasó antes, que si lo que hay que hacer luego, que si duele aquí o allí, que si olvidaste tal cosa, que si tienes que preparar tal otra, que si lo que deberías sentir es, que si no lo estás haciendo bien porque..., que si ésto..., que si aquello...

¿Es posible poner más ramas al árbol? ¡Por supuesto!

Añádele 'San Google' cuando en medio de una conversación sientes la necesidad de saber un dato o un concepto, no te olvides de subir la foto del momentazo que estás viviendo a Instagram, ponte a la última en Twitter con el trending topic del día, no te pierdas el evento que tus contactos proponen en Facebook y chatea con cientos y cientos de candidatos en Tinder...

Si de por sí vamos cargaditos, ¿por qué no echarle más de leña al mono?

Somos especialistas en manejar superestímulos para estar sin estar. Atrapados, nos alejamos cada vez más de nosotros y de los demás. Aún así, queremos estar bien, sentirnos plenos y felices. Es imposible darnos cuenta de la rama en la que estamos, la que dejamos atrás y la que queremos alcanzar porque vivimos hipersaturados. Necesitamos aclarar nuestros pensamientos, sentimientos y emociones para poner un poco de orden. Somos responsables del complicadísimo maremagnum que hemos construido.

En todo este follón, ¿Tienes un minuto? ¡Mira y escucha!


Nos urge aterrizar la mente de mono en el cuerpo, en las sensaciones y en el lenguaje no verbal.

Hace unos días una amiga me invitó a una cena. Había preparado el espacio con cuidada delicadeza. En la cocina los ingredientes expectantes eran las estrellas de un plato de estreno. Mi amiga ilusionada atendía a los invitados con cariño. En un rincón de la casa, un buda rodeado de flores y velas esperaba pacientemente el insight que nunca llega. Ella no ve el momento de sentarse quieta, cree que es una mona frenética enredada por las ramas.

Mi amiga hace de todo para sentirse en calma, va a todos los eventos de yoga, se da masajes orientales con nombres difíciles de repetir, sesiones revolucionarias en macrobiótica, tiene un coach corporal, otro emocional y un tercero para lo laboral. Si os siguiera contando, la longitud de este post llegaría al infinito. Sin embargo, a pesar de todo, mi amiga cree que no puede frenar la velocidad de sus pensamientos. No se siente preparada para sentarse frente al buda de su casa.

¿Qué más necesitas hacer? -Le he preguntado mil veces-.

El problema que tiene mi amiga es que no valora los momentos que nos regala, como el de aquella noche. No valora ser una anfitriona que no pierde ni un segundo en subir cada momento a sus redes. No valora la libertad que tiene cuando se desprende con sorprendente naturalidad de su móvil. No valora que es un ejemplo de atención plena.

Hoy estoy muy contenta. Mi amiga me ha llamado. Dice que cuando nos fuimos de su casa vio al buda guiñarle un ojo. Gracias a este hecho insólito, se ha dado cuenta de que es una experta en 'MindTips' y que ya no necesita estimularse con refuerzos extras para alcanzar la anhelada paz y tranquilidad. Por fin comienza a valorar los encuentros que prepara!

¿Qué puedes hacer para calmar al mono que llevas dentro?

1.- Escucha el audio 'MindTips' de 1 minuto de este post.

2.- Acepta el hecho de que es del todo imposible dejar la mente en blanco, si una rama (sea cual sea la distracción) se presenta es porque requiere de atención, dedícale tiempo, como si fuera lo más importante en ese momento.

3.- Experimenta, aunque sea por breves instantes, la serenidad (y no tiene por qué ser de color blanco) que sucede cuando la rama se suelta, hasta la llegada de la siguiente.
Y, sobre todo:

¡Atención! Que no te pase como a mi amiga, no tardes demasiado tiempo en valorar lo útil que es soltar la tableta o el móvil y la gratificante satisfacción de preparar una cena en la que estar plenamente presente en buena compañía.

Hablando NO se entiende la gente

Cuando nos entendemos no necesitamos hablar y necesitamos hablar cuando no nos entendemos.
 
Las situaciones enquistadas en el tiempo no se solucionan hablando. Es preferible dar un paso atrás si queremos construir el diálogo.

Un paso atrás para revisar nuestra posición. Las ideas inmovilistas bloquean la posibilidad de que los hechos sean de otra manera. ¿Qué tipo de encuentro buscamos si no cuestionamos las creencias?

Un paso atrás para tomar perspectiva. ¿Cómo llegar a un acuerdo cuando no estamos de acuerdo? Es necesario des-afectarnos por los malestares de la relación y cambiar el enfoque para ofrecer un contenido más claro y objetivo.

Un paso atrás para que las palabras gastadas por el uso se renueven. De poco sirve decir lo mismo de siempre si no admitimos que la misma palabra tiene un significado distinto en función de quien la dice.

Un paso atrás para responsabilizarnos de la parte que nos toca. ¿Cuántas veces vamos a seguir insistiendo en que la solución está en que el otro cambie?

Un paso atrás para darnos cuenta de que cada uno es como es y que todos somos libres para ser lo que somos, pensar lo que pensamos y sentir lo que sentimos. ¿O no?

Avanzamos adelante cada vez que damos un paso atrás. Las mejores acciones se ponen en común cuando sobran las palabras.

La rueda que nos empuja a retomar proyectos, actividades y horarios acecha en el ambiente. 

Bienvenido Septiembre! 

Volvemos con las pilas bien cargadas. Aprendido queda lo importante que es parar y tomar perspectiva sobre los asuntos del vivir. 

Septiembre es un buen comienzo para Renovar Tu Vida!!! 

Pide cita para sesiones presenciales y/o Skype.

7 pasos para Renovar Tu Vida

1.- Para

Corremos sin saber muy bien el porqué y hacia dónde vamos.

Dedícate un tiempo a ti mismo, a cuidarte y quererte, a tratarte bien. Come sano, practica un deporte que te guste, duerme a pierna suelta. Cuida tus pensamientos, lo que dices y lo que callas. Cuida tus sentimientos y agradece a las personas que quieres. Agiliza tu mente con una actividad artística y cultural inspiradoras. Convierte la adversidad en oportunidad. Enciende la chispa de la risa y la alegría.

'El tiempo es la cosa más valiosa que una persona puede gastar' Theophrastus

2.- Conecta con tu pasión

Conectar con la pasión más auténtica pasa por enfrentarnos a quienes somos.

En un folio en blanco en posición horizontal traza una línea recta en el medio; a la izquierda los cero años, a la derecha los que tengas ahora. Despierta la memoria latente del pasado. Piensa y marca en la línea los hitos más importantes de tu vida, los momentos agradables y difíciles gracias a los que aprendiste algo en particular.

Con tu vida desplegada ante ti, date cuenta de la persona en la que te has convertido y la que podrías haber sido si las emociones desagradables no se hubieran instalado en el cerebro límbico y hubieran seguido su curso al neocortex donde recoger la comprensión de las experiencias.

La biografía vital es fundamental para recordar qué te apasiona porque la pasión ha estado siempre esperándote a que la descubrieras. Es la pasión la que permite mirar la cosas de manera constructiva. Las personas que viven apasionadas tienen un brillo especial en la mirada. ¿Cuándo fue la última vez que tus ojos se llenaron de luz de esa manera? ¿Lo has visto en alguien recientemente?

'Con las pasiones uno no se aburre jamás; sin ellas, se idiotiza' Stendhal

3.- Cuestiona lo que crees

Las creencias son un freno a la capacidad propositiva que nos encierra en la reacción y el malestar del 'querer y no poder'.

Toda creencia, así como toda emoción, es útil aunque sea saboteadora porque quiere protegernos de algo. ¿De qué? Esa es la cuestión. Reconocer los beneficios secundarios que nos aporta sirve para decidir si queremos seguir con esa limitación o superarla. El 'yo no soy así', 'yo no puedo', 'yo no soy capaz' es consecuencia de una emoción que no hemos sabido afrontar. Lo que creemos de nosotros y de los demás, bien porque nos lo han dicho o bien porque lo hemos fabricado por nuestra cuenta, puede que no sea real.

'Tanto si crees que puedes hacerlo como si crees que no, en ambos casos estás en lo cierto' Henry Ford

4.- Descubre tu valor

Los valores son la brújula que marcan el camino y son fundamentales para fortalecer la voluntad de ser lo que somos en realidad.

Para motivarte y llegar lo más lejos posible conviene que te apoyes en tus valores. Los valores más determinantes vienen de la familia, de la infancia y la preadolescencia. ¿Qué valores hay en tu madre? ¿Y en tu padre? ¿Cuáles hablan de ti? Reconocer las raíces de las que procedes, te dará alas para volar hacia el cumplimiento de tus sueños.

Los valores son los cimientos sólidos donde los miedos, la derrota, la desconfianza no tienen cabida. Cuando pregunto a las personas en sesiones ¿Qué valores tienes? Ponen cara de emoticono con ojos de plato.

¿Qué hacer para descubrir tus valores?

Es importante tener claro cuáles son los valores y cuáles son las áreas de mejora. Si te cuesta mucho identificar tus valores, escribe a amigos, familia, pareja, compañeros, hijos, a 12 personas de tu entorno que te quieren y aprecian y pregúntales:

¿Me puedes dar alguna pista sobre lo que te he aportado en el último año?
¿En qué piensas que puedo mejorar para que me veas mejor y más feliz?

Recoge sus apreciaciones junto a las tuyas, los puntos en común, las discrepancias, reflexiona y saca conclusiones. Ponte a jugar con tus valores, priorízalos y compórtate de acuerdo a lo que describen, busca personajes históricos o de ficción, vivos o muertos, que se comporten de esa manera e imítalos reconociéndote en ellos. A medida que los vas incorporando, siente el bienestar que te producen y anota también esas sensaciones. Conviértete en tu mejor SER, en el mejor TU. Hazte UNO con todo lo mejor que puedas llegar a ser.

'El respeto por nosotros mismos y por nuestros valores debe anteponerse a cualquier temor o deseo de agradar' Walter Riso

5.- Imagina sin fantasear

La visión de lo posible no es la visión de lo razonable.

La visualización es una poderosa herramienta porque te permite sentir y experimentar una situación que no ha pasado todavía como real. ¿Te atreves a soñar sin límites? Imaginar es poner el cerebro a trabajar en nuevas posibilidades realizables, tan sólo hace falta activarlas y desarrollarlas. Fantasear, por el contrario, es una evasión que nos conduce al autoengaño, a no querer ver y cargarnos con un 'chute' extra para adornar la comodidad y seguridad de lo conocido.

La diferecia entre soñar y cumplir tus sueños eres tú. Imagínate y visualízate quién serás el próximo año, cómo te ves, qué haces, qué sientes, cómo vives, dónde quieres estar. Descríbete con todo lujo de detalles. Los sueños no se buscan, se fabrican.

'Ves cosas y dices, ¿Por qué? Yo sueño con cosas que nunca fueron y digo, ¿Por qué no?' Bernard Shaw

6.- Define un objetivo

Enfocar la atención hacia un objetivo tiene el poder de guiar nuestra mente subconsciente hacia esa intención. Es una declaración llena de propósito.

¿Cómo llegar? ¿Qué necesitas? ¿Es posible? ¿Falta algo? ¿La idea es lo suficientemente buena? ¿Estás seguro? ¿Es lo que quieres de verdad? ¿Qué te va a aportar este cambio más allá de lo económico? ¿De qué manera dejarás la mejor huella que puedas ofrecer al mundo? Date cuenta de la repercusión y las implicaciones que puede traer consigo este cambio. Considera todas estas preguntas antes de disponerte a definir y concretar tu objetivo principal. Sé claro, preciso, positivo, redáctalo en primera persona y en tiempo presente.

Si necesitas ayuda para concretar tu objetivo, puedes escribirme un email a renovartuvida@gmail.com con tus dudas y me comprometo a echarte un cable para que tu intención-propósito quede completo y redondo.

Di en voz alta tu objetivo cada mañana y cada noche. Transforma tu actitud desde donde quiera que estés hacia esa expectativa de logro. Date cuenta de cómo te sientes en el camino de ir hacia ese objetivo.

La tragedia de la vida no reside en no alcanzar tu meta. La tragedia está en no tener metas que alcanzar' Benjamin Mays

7.- Actúa 'como si'

El movimiento creado y enfocado con tu objetivo está en proceso de realización.

Tu gran meta está trazada y algo grandioso te está esperando aunque no tengas ni idea de qué se trata. Practica y actúa como si el objetivo se hubiera cumplido y activa los beneficios que quieres alcanzar en el presente.

Practica, practica y practica, una y otra vez, y, otra vez, también. Hazlo porque te gusta hacerlo y te divierte. Dedíca este verano un tiempo para realizar estos 7 pasos y comparte tu experiencia de Renovar Tu Vida!!!

'Felicidad no es hacer lo que uno quiere sino querer lo que uno hace' Jean Paul Sartre 

Afrontar la pérdida



¿Has perdido a alguien últimamente? 
¿Una pareja? 
¿Un amig@?
¿La muerte de un ser querido?...

A lo largo de la vida perdemos personas queridas. Muchas veces quedan cosas pendientes que impiden la aceptación del nuevo ciclo. Esta práctica es un encuentro singular para dejar partir y reiniciar una nueva vida.

Perder seres queridos es un proceso natural que te enfrenta, sí, o sí, a Renovar Tu Vida!!!

El motivo para la acción

L@s psicólog@s decimos que la motivación, el motivo para la acción, es la necesidad o deseo que activa y dirige nuestro comportamiento.

'El que tiene un por qué tiene un cómo' Nietzsche

En términos metafóricos la motivación es 'el combustible' que permite el logro de los objetivos y el correcto 'flow' entre las personas.

Siguiendo la 'Teoría de los dos factores de Herzberg', hay 2 tipos de motivación:

1.- Motivación extrínseca: Que viene de fuera; dinero, estatus, poder, reconocimiento externo, ... en definitiva, una motivación basada en mover la voluntad de otro. Provoca poca o ninguna satisfacción y, sin embargo, si no se tiene es fuente de insatisfacción. Es pasiva, reactiva y se corresponde con la necesidad de seguridad y afiliación de la base de la pirámide de la 'Teoría Jerárquica de Maslow '.

2.- Motivación intrínseca: Que vine de dentro y es inherente a la persona; desarrollo profesional, logros, metas a alcanzar, reconocimiento interno, ... es decir, está centrada en mover la voluntad propia. Provoca mucha satisfacción, aunque su ausencia, para muchas personas no supone grandes insatisfacciones. Es activa, proactiva y se corresponde con la cúspide de 'la pirámide de Maslow'.



Douglas McGregor en su obra 'El lado humano de las organizaciones' describió dos formas de pensamiento llamadas 'teoría X y teoría Y'. La teoría X asume que a las personas no nos gusta trabajar y que tenemos una tendencia natural al ocio. Desde este punto de vista, el trabajo es una forma de castigo por la que nos pagan y tenemos que estar vigilados para comprobar que se cumple. La teoría Y considera que la persona encuentra una fuente de satisfacción en lo que hace, por lo que se responsabiliza y no necesita la amenaza para sacar adelante los objetivos.

¿Eres más de la teoría X ó de la Y?
¿Con cuál de las dos teorías te identificas más?

Según el psicólogo David McClelland hay 3 tipos de actuaciones en función de lo que la persona valore: 1) Personas competitivas enfocadas en el logro por obtener éxito y destacar sobre otros con recompensas inmediatas 2) Interesadas en generar influencia y tener a su cargo equipos como forma de manifestación del estatus y prestigio 3) Personas que buscan la popularidad a través de la afiliación y el mantenimiento de relaciones cercanas como partes de un todo.

¿Cuál es tu tipo de actuación? ¿1), 2), ó 3)? 



Desde los años 50, l@s psicólog@s intentan encontrar 'la chispa' en el pensamiento que activa la motivación y satisface y genera buenos resultados personales, en equipos y organizaciones. Las 'teorías motivacionales contemporáneas' supuestamente representan el pensamiento actual, aunque no terminan de resolver el anhelado bienestar. Tal vez necesitemos modificar la manera de mirar, de pensar y de hacer.

'La teoría de la evaluación cognitiva' explica el porqué muchos voluntarios que dedican unas horas a ayudar a otros con gran satisfacción, comienzan a perder la motivación cuando la empresa termina por contratarlos y perciben un salario por la misma función que desarrollaban anteriormente.

¿Conoces a alguien a quien le haya pasado algo parecido?

'La teoría del establecimiento de metas y objetivos de Edwin Locke' considera que el compromiso con metas específicas, desafiantes y alcanzables guían nuestros actos y nos impulsan a un mejor rendimiento.

¿Te resulta fácil o difícil establecer metas con claridad?
¿Te sientes motivado ante los desafíos?

'La teoría de la eficacia personal' se refiere a la convicción de la persona de que es capaz de llevar a cabo una tarea. A mayor confianza sobre las capacidades, mayor es el éxito.

¿Te sientes capaz de afrontar los retos que te propones?

'La teoría del reforzamiento' se centra en lo que le pasa a la persona cuando ejecuta una acción, es decir, tras su conducta y las consecuencias que le siguen. Por ejemplo, si nos premian por un proyecto o nos eligen como departamento estrella, es probable que otros aumenten su productividad imitándonos como modelo.

¿Te resulta estimulante admirar a las personas por el resultado de sus acciones?

'La teoría de la equidad' explica los casos en los que las personas pierden su motivación cuando, a pesar de llevar muchos años en una empresa desempeñando un trabajo estimulante y satisfactorio, entra alguien nuevo que hace lo mismo por un salario más alto.

¿Te ha pasado alguna vez?
¿Tu motivación se resintió hasta el punto de buscar rápidamente otro trabajo?

'La teoría de las expectativas' plantea que la motivación aumenta cuando se estimula la idea de las buenas consecuencias de una excelente evaluación del desempeño, tales como un 'bonus extra', aumento de salario o promoción interna.

¿Aumentaría tu motivación si tienes una expectativa atractiva para cumplir tus deseos?


El dinero, el desarrollo profesional y la promoción interna son buenos motivadores aunque no son comparables con la pasión. Con pasión, el dinero y, todo lo demás, llega. La mente necesita hacer 'click', ver con otros ojos, generar nuevos pensamientos y conectar con el bienestar, la plenitud y la felicidad. Lo que impulsa el 'click' son las preguntas. Hacernos preguntas que no requieren de respuesta inmediata sino de indagación hacia nuevas ideas.

¿Quién eres?
¿Quieres llegar a ser lo que eres?
¿Qué creencias tienes sobre ti?
¿Qué lejos o cerca están tus creencias de la realidad?
¿Qué propósito tiene tu vida?
¿Cuáles son tus objetivos?
¿Cómo desarrollar un plan que te ayude a alcanzarlos?
¿Para qué?

'No hay nada tan potente como una idea cuyo momento ha llegado' Victor Hugo

Activos hasta la extenuación o abatidos por la pasividad de la pereza, pocos son los que viven enfocados en la meta que quieren sacar adelante como proyecto personal propio. Inconscientes, nos vamos enrolando en las metas de aquellos que lo tienen claro y, mientras, vivimos desmotivados, sin rumbo, sin energía vital, sin sentido y sin saber muy bien cómo explicar lo que sentimos.

Ni somos impotentes ni somos víctimas de las circunstancias. El condicionante 'si haces ...entonces consigues' está basado en recompensa-castigo, es un concepto mecanicista y obsoleto en nuestros tiempos. Antes de ponernos en marcha en alguna dirección conviene abrir el espacio de nuestras ideas y creencias. Al cuestionamos el quién, el qué, el cómo, el cuándo, el para qué, etc, etc, etc, activamos la inteligencia especulativa que invita a la reflexión y nos dejamos envolver por preguntas dardo que hacen diana.

Para comenzar a dar pasos en alguna dirección conviene parar, dejar de ser productivos y movilizarnos desde la no acción hacia posibilidades nuevas, más auténticas y coherentes con lo que ya somos. Para eso tomamos vacaciones, aunque hay empresas que ayudan, dentro de la jornada laboral, a agudizar el pensamiento y la creatividad. En la compañía australiana 'Atlassian' tienen lo que llaman 'Fedex Days', un día para hacer lo que quieran y al día siguiente presentan lo que han hecho a los demás. Lo que realmente importa son nuestras habilidades creativas e intuitivas.

Entonces, ¿qué sentido tiene correr detrás de zanahorias más dulces o evitar amenazantes cuchillos afilados? Consideremos 3 elementos fundamentales: 1) Autonomía: El compromiso y la inciativa motivan. Primero pagar lo justo, por supuesto, y luego dar autonomía y dejar hacer 2) Maestría: Ser mejor en eso que hacemos y es importante, un día tras otro y, así, cada día 3) Propósito: Llevar a cabo la intención de hacer lo que hacemos.


Como dice el autor Daniel H. Pink 'La ciencia de la motivación sabe una cosa y las empresas hacen otra'. La ciencia sabe que las recompensas del pasado siglo sólo funcionan en una franja estrecha de circunstancias porque a menudo destruyen la creatividad. El secreto de la motivación y del alto desempeño no está en las recompensas ni en los castigos sino en la fuerza de hacer las cosas por el propio interés de hacerlas, porque importan y nos divertimos haciéndolas.